Imprimir

Tres factores clave para el desarrollo de la energía renovable en Chile

Publicado el 22/7/2014 por el Dr John Massey, Director, Green Power Academy

Es imposible ignorar la influencia de las políticas en el éxito (o no) de las energías renovables en mercados específicos. Un ejemplo claro: mis pasadas vacaciones en Alemania fueron realmente agradables, pero no fui allí con la ilusión de que haría un tiempo maravilloso – aún así, este país cuenta con una capacidad instalada PV dos veces mayor que la de su rival más próximo.

 

Sin embargo, pienso que está bien mirar atrás para considerar los fundamentos energéticos que pueden (y deben) fomentar la penetración de la energía renovable en el mercado energético. En un mundo futuro con un reducido o inexistente número de políticas de soporte, estos son evidentemente cruciales. Aún en los mercados actuales, deberían  proporcionar direcciones para la sostenibilidad, motivaciones y justificaciones para dichos soportes.

En este artículo, relaciono cada uno de ellos con un mercado específico, donde las energías renovables jugarán un papel importante a largo plazo: Chile.

 

1. Abundantes Fuentes de Energía Renovable

No ponemos bultos de energía solar y eólica dentro de camiones cisterna y los vendemos al extranjero, lo que significaría que la rentabilidad de las fuentes renovables estaría mucho más localizada

Comercializamos materias primas fósiles para hacer que estén disponibles en otros países y sean capaces de competir al mismo precio de mercado. El petróleo y el gas son baratos de transportar así como lo es equilibrar sus precios a nivel global – sabemos esto dado que estamos acostumbrados a que, cuando una crisis tiene lugar, el “precio del petróleo” siempre se mencione en las noticias.

El gas natural es actualmente difícil (y caro) de comercializar globalmente, así que acabamos con precios regionales – con los EEUU disfrutando de precios bajos si los comparamos con Japón,  donde los precios se cuadruplican.

No ponemos bultos de energía solar y eólica dentro de camiones cisterna y los vendemos al extranjero, lo que significaría que la rentabilidad de las fuentes renovables estaría mucho más localizada. Éstas pueden cambiar hasta dentro del mismo país.

Con los costos de la tecnología descendiendo (como por ejemplo los costos de los módulos PV), una mayor cantidad de energía captada y convertida por cada módulo claramente implica una mejora en la rentabilidad de la energía solar.

Estas variaciones locales no son algo que pueda ser cambiado o igualado por el funcionamiento del comercio internacional.

Tiene sentido que, a largo plazo, un conductor fundamental para conseguir una ventaja competitiva en la adopción de la energía renovable exista en aquellos países a los que la naturaleza ha dotado con unos mejores recursos.

Chile, en el Desierto de Atacama, posee una de los mayores niveles de irradiación solar en el mundo. Es un país de volcanes, donde la planta geotérmica Curacautin (en desarrollo) puede presumir de haber perforado el pozo geotérmico con mayor capacidad de Sud-América. Tiene unas excelentes fuentes de energía eólica (teóricamente de hasta 40GW según el Consejo Global de Energía Eólica). Asimismo, posee una de las líneas de costa más largas, a lo largo de la cual el Consejo de Energía Oceánica ha sugerido  que puede existir el mayor potencial en cuanto a energía de oleaje en el mundo.

Resumiendo, Chile es un país al que la naturaleza ha bendecido con una abundante variedad de abastecimiento de energía renovable.

 

2. Acceso Limitado a Fuentes de Energía Convencional

Para países pequeños en particular, ¿cómo de cómodos se deben sentir al competir con monstruos como China o los EEUU?

En ausencia de combustibles fósiles, la energía renovable puede ser la solución al problema.

Ya hemos mencionado anteriormente que estos combustibles fósiles pueden ser trasladados, así que la falta de suministro doméstico no significa tener que quedarse en una cueva fregando palos para mantenerse caliente y preguntándose qué es eso de “TV” que los de fuera comentan.

Aún así, hay una buena razón por la que creer que el ser un país “no productor” pondrá a la región en una posición insegura.

En un mundo con una población en aumento y una creciente demanda de energía por un lado, y decrecientes (o difíciles de extraer y por lo tanto más caras) fuentes de combustibles fósiles por el otro, uno puede encontrarse en medio de una guerra por esos recursos. Para países pequeños en particular, ¿cómo de cómodos se deben sentir al competir con monstruos como China o los EEUU?

Uno no tiene control sobre el futuro de estos precios y tiene una capacidad limitada para predecir la manera en qué van a fluctuar. Los precios pueden ser altamente volátiles, moverse en la dirección incorrecta justamente cuando es menos conveniente o ser económicamente dañinos.

Chile importa sobre el 95% de su petróleo, 97% de su carbón y 69% de su gas natural

En el peor de los casos, futuros eventos geopolíticos a kilómetros de distancia y no relacionados con el propio país podrían cortar por completo el abastecimiento.

En un mercado sin acceso o con acceso limitado a combustibles convencionales domésticos, la explotación de las fuentes de energía renovable es un obvio y creciente componente de la estrategia de seguridad energética, así como una importante protección contra los riesgos relacionados con los precios futuros.

Si estas fuentes de energía renovable son abundantes en la medida que los combustibles fósiles son escasos, ¡entonces mucho mejor!

Chile importa sobre el 95% de su petróleo, 97% de su carbón y 69% de su gas natural. En el caso del último, Chile ha visto como el abastecimiento anteriormente proporcionado por Argentina ha decrecido enormemente, y se ha convertido en dependiente de (más caras) importaciones de GLN.

Aunque existe (aún por destapar y por tanto incierto) un potencial para el gas de lutita en Chile, este es un país que combina excelentes fuentes de energía renovable con una altamente expuesta posición en cuanto al abastecimiento de energías convencionales.

 

3. Un Ambiente Empresarial Favorable y Estable

El desarrollo de las energías renovables cuesta dinero. Ciertamente, cuesta más que lo que se puede encontrar detrás del sofá del gobierno.

Esto implica construir nuevas infraestructuras para crear un mercado energético más seguro y predecible (y no exportando dinero para importar energía), que a la vez conlleva persuadir a los inversores de que quieren traer su dinero en vez de enviarlo a cualquier otro sitio.

Los inversores son gente práctica y pragmática: seguramente estarán más interesados en hacer dinero que en el hecho de que, haciéndolo, están asegurando el futuro de tu país

Puedes tener las mejores fuentes de energía renovable del mundo y los problemas de seguridad energética y abastecimiento de combustible convencional más severos, pero si eres visto como un mercado en el que es difícil o arriesgado hacer negocios, esto no significa nada.

Los inversores son gente práctica y pragmática: seguramente estarán más interesados en hacer dinero que en el hecho de que, haciéndolo, están asegurando el futuro de tu país.

Puede que estén preparados para arriesgarse, pero si lo hacen, esperan una mayor compensación a cambio. Así pues, si lo último describe tu país, te será más difícil conseguir una transición energética.

Los inversores pueden valorar la estabilidad y fiabilidad del marco político por encima de generosos subsidios e incentivos en un ambiente donde creen que los postes se van a mover de repente.

Chile es considerado como uno de los países más estables y prósperos de Latinoamérica, en una de las posiciones más altas en los índex de competitividad, globalización y libertad económica.

En uno de los rankings más recientes de Ernst & Young sobre el atractivo de los países cuanto a energía renovable, Chile se posicionó en el puesto 13, por encima de mercados como Dinamarca, México y Sud-África. Brasil (en la 10ª posición) fue el único país latinoamericano que lo superó, aunque Chile supera a Brasil en rankings de CSP (2º en el mundo después de los EEUU), energía PV, geotérmica y marina.

 

¿La troica perfecta?

No hay garantías, teniendo en cuenta las complejidades y múltiples facetas de las variables económicas que contribuyen al éxito de la industria.

Pero no tengo la menor duda de que la coincidencia de los tres factores comentados anteriormente - abundantes fuentes de energía renovable, poco acceso a fuentes de energía convencional y un ambiente empresarial favorable y estable – demostrará ser un factor determinante en aquellos mercados que consigan crecer fuertemente en lo que a energía renovable se refiere.

En este contexto, el futuro a largo plazo de la energía renovable en Chile debería ser visto favorablemente.

 

No se pierda el 2014 Chilean International Renewable Energy Congress...

No hay duda al respecto. En este mercado competitivo, las empresas necesitan establecer relaciones y adoptar perspectivas colaborativas para nuevos proyectos. ¿Y qué mejor sitio que Santiago en el 2014 Chilean International Renewable Energy Congress?

Este congreso tendrá lugar los días 8-10 de Septiembre, y reunirá a los líderes de la industria para hacer networking, compartir perspectivas y hacer negocios. Descubra más y reserve su plaza aquí.

 

Dr John Massey is lead trainer for the Green Power Academy and a writer on all things renewable. 

If you’d like to comment on this article please email John here.

You can also follow John on Twitter or join the CIREC LinkedIn group.

 

© Green Thinking (Services) Ltd

Registered address: Southbank House, Black Prince Road, London SE1 7SJ. Registered Company: 580 3263