Imprimir

Empresa Tucapel: Uso de INVT en industria arrocera

Perteneciente actualmente al grupo brasileño Camil Alimentos, Empresas Tucapel es hoy en día la compañía arrocera más importante a nivel nacional. En 2014, la frma decidió optimizar la operación de los equipos de fltros de línea y las envasadoras de arroz, motivo por el que adquirió una serie de variadores de frecuencia INVT a Fabelec. Marcelo Gaete, Supervisor de Mantención en Empresas Tucapel, nos cuenta más detalles de estos proyectos. 

Desde 2005, Empresas Tucapel viene expandiendo su negocio al mercado latinoamericano, operando en la actualidad en más de 12 países de América Latina. A través de su negocio arrocero, Empresas Tucapel comercializa las marcas Tucapel, Banquete, Selecta y Los Chinos, con las que ofrece, además del arroz tradicional (largo ancho y largo delgado) y pregraneado, una serie de arroces preparados, integrales y risottos, así como productos fabricados especialmente para la elaboración de sushi y paella. Su planta de producción de Santiago, en la comuna de Estación Central, cuenta en los molinos con sistemas de fltros de línea, encargados de eliminar las partículas de polvo en suspensión y que resultan imprescindibles para la calidad del aire comprimido. 

 

Hasta 2014, los motores de estos equipos operaban con partidas directas, controladas por actuadores de estrella-triángulo manuales, pero para optimizar el funcionamiento de los fltros, la compañía decidió en ese momento cambiar dichos actuadores por variadores de frecuencia. “El objetivo era obtener ahorros de consumo en la partida de los motores, así como una mayor efciencia en el consumo energético”, señala Marcelo Gaete, Supervisor de Mantención en Empresas Tucapel. “De esta manera, se puede ajustar la velocidad de los fltros en línea de acuerdo a requerimientos específcos”, agrega. Para el profesional, el gran problema que tenía el arranque estrella-triángulo era que provocaba una caída de los interruptores automáticos directos. “Consume mucha energía y derechamente se cortaba la luz”, explica. 

Configuración sencilla 

Empresas Tucapel optó por adquirir los variadores de frecuencia de la marca china INVT, fabricante presente en el mercado desde el año 2002, cuando el distribuidor nacional Fabelec tomó su representación. “Desde hace bastante tiempo que conozco a Fabelec y los productos INVT. Incluso, en la empresa donde me desempeñaba con anterioridad, ya habíamos trabajado con este proveedor”, recuerda Gaete. “Honestamente, el negocio se hizo de forma bastante rápida y directa. Fabelec es un proveedor reconocido en el mercado local y los productos INVT son de muy buena calidad”, añade el profesional. 

 

La línea de convertidores de frecuencia INVT puede ser utilizada en diferente tipo de rubros (textil, alimentos, minería, transporte, petróleo) y en sistemas y maquinarias tan diversas como bombas de agua, compresores, tornos, taladros y aire acondicionado. Sus cuatro series (GD10, GD100, GD200 y GD300) ofrecen un amplio rango de potencias, una gran cantidad de funciones y una conveniente relación precio/calidad. 

“Lo que más me ha llamado la atención de estos variadores es que son bastante pequeños, prácticos, y muy simples de confgurar y manejar. Solo tienes que leer una vez el manual y de inmediato, queda absolutamente claro cómo operan. La idea es facilitarle siempre la vida al operador. Y a diferencia de otras marcas, el manual viene completamente en español, lo que es fundamental para echar a andar estos equipos de forma inmediata”, sostiene. A poco tiempo de llevar a cabo este cambio en la planta productiva de Santiago, y dado el éxito de dicha implementación, la compañía decidió incorporar otro grupo de variadores de frecuencia a la máquina envasadora de arroz. “En ese equipo, contábamos con pulsador doble partir/parar, que no contemplaba mayores rangos de aceleración y desaceleración. Además, el antiguo variador de frecuencia tenía demasiados parámetros y estaba sobredimensionado, lo que fnalmente terminaba perjudicando al equipo”, aclara el Supervisor de Mantención. 

En ese sentido, comenta que el convertidor de frecuencia INVT resulta ser un variador mucho más simple y compacto. “En suma, es más viable y confable”, enfatiza. Además de los variadores de frecuencia, Empresas Tucapel integró en la envasadora de arroz una pantalla HMI y varios PLC, ambos de la marca Delta y provistos también por Fabelec. 

Mayor nivel de producción 

La serie GD100, implementada por Empresas Tucapel junto a la serie GD200, cuenta con un rango de potencias desde 0.75- 500 KW, capacidad de sobrecarga del 150% (1 min)/200% (1 seg). Junto a esto, sobresalen también por contar con entradas y salidas digitales y análogas, una entrada de alta velocidad, además de un puerto de comunicación RS-485 Modbus. Para Gaete, una de las principales diferencias que ha podido apreciar en estos tres años con la implementación de esta solución provista por Fabelec, es un aumento importante en el nivel de producción de las máquinas envasadoras. “Con la antigua línea de envasado, lográbamos casi 70 toneladas diarias, mientras que hoy los equipos llegan prácticamente a las 100 toneladas”, detalla el profesional. Respecto al tema del servicio técnico, Gaete sostiene que Fabelec siempre ha ofrecido una atención directa, oportuna, efciente y de acuerdo a los requerimientos de su empresa. “La asistencia es siempre muy rápida”, enfatiza. “En el caso de los variadores de frecuencia, poseen un servicio técnico, por lo tanto cuentan con repuestos y reparaciones en caso de fallas”, agrega. 

De acuerdo al Supervisor de Mantención en Empresas Tucapel, la compañía ha adquirido un total de 12 equipos convertidores de frecuencia (10 en Santiago y dos en su planta de Retiro) y tiene planeado llevar a cabo más proyectos junto a Fabelec, entre los cuales destacan la integración de variadores a las dos máquinas envasadoras restantes y al equipo detector de metales, entre otros. 

(Artículo elaborado por Revista Electroindustria, publicado en edición de Abril 2017)